Acerca de José Antonio Busto

Ex-presidente de la Federación Española de Bancos de Alimentos.

ASTURIAS CORAZÓN DE ESPAÑA, EN FITUR 2019

Por tercer año consecutivo Asturias supera los dos millones de visitantes

Mis amigos asturianos suelen bromear con los suyos foráneos  citando el dicho conocido “ Asturias es España y lo demás tierra conquistada a los moros” claro que esta afirmación hecha mientras se saborean unos percebes y unas botellas de sidra de Villaviciosa, no suele resultar nada ofensiva ni hiriente para los contertulios dotados de un mínimo de inteligencia y sentido del humor.

El viernes 25 de enero se celebró el día de Asturias en Fitur 2019 y a esa jornada asistió, pese a los taxistas, el presidente de la Comunidad Javier Fernández que conversó animadamente con todo el quiso acercarse a él. Resulta siempre cercano y familiar lo que es de muy de agradecer. En una breve intervención recordó al desaparecido Vicente Álvarez Areces y ponderó su dedicación al fomento del turismo en su Comunidad que , aseguró, fue característica de su mandato.

El presidente de Asturias D Javier Fernandez en el stand de FITUR 2019

Citó cifras muy significativas: ”Por tercer ejercicio consecutivo Asturias ha vuelto a superar los dos millones de visitantes y los cinco millones de pernoctaciones. Por lo  que se refiere al mercado internacional,  que afirmó ser una de nuestras prioridades, el crecimiento ha sido el pasado año, del 6,7% contando solo hasta noviembre. Todo ello hace que el turismo aporte al Valor Añadido Bruto algo más del 10% y al empleo el 11%.”.

Si mis lectores han prestado un poco de atención al himno de esa tierra se habrán dado cuenta de lo inocente que resulta, ni reivindicaciones ni críticas .

“Asturias patria querida Asturias de mis amores quien estuviera en Asturias en todas las ocasiones”.

Se ve que eso lo escribe un asturiano ausente que echa de menos la sidra y los centollos, no me extraña nada.

“ Tengo de subir al árbol tengo de coger la flor y dársela a mi morena que la ponga en el balcón” .

Si hay que subir al árbol para coger la flor se ve que no es de suelo ni de arbusto ni de nada que florezca al alcance de la mano. 

Ese párrafo plantea varios temas dignos de comentar:

.- La decisión del asturiano de afrontar las dificultades. Está dispuesto a subir al árbol, no dice por ejemplo “buscaré una escalera para subir al árbol a coger la flor” esta opción es poco épica para un himno, me parece a mi, o bien “hombre ¿no habrá alguna flor a ras del suelo o por lo menos al alcance de la mano sin tener que trepar al árbol?”. Cierto que no nos consta la altura del árbol pero siempre existe el riesgo de darse una costalada, sobre todo si hay que soltar una mano para coger la flor.

.- La morena se ve que tiene fijación con alguna flor de árbol, ni rosas , ni claveles, ni nardos ni nada normal. ¿ Será flor de un frutal? No sería extraño que se tratara de la flor del manzano precursora de la sidra. Sea como sea hay que reconocer lo singular de la predilección. Anda que no hay flores al alcance de la mano por toda Asturias. ¡¡¡ Pues nada, que a la morena le gusta la del árbol !!!

Pero es cierto que al asturiano ya se le están hinchando un poco las narices porque a continuación dice : “ Que la ponga en el balcón que la deje de poner tengo de subir al árbol y la flor he de coger”

La ciudad vista desde uno de los muelles del Puerto Deportivo de Gijón (Foto A.Alberti)

El espíritu deportivo o el gusto por el riesgo es lo decisivo, se ve que es superior al deseo de complacer a la moza, algo así como si viniera a decir:

“ Que haga lo que le de la gana con la dichosa flor pero voy a subir al árbol y se la bajo ¡¡¡por estas!!!” .

En todo el himno no aparece ni una palabra contra nadie, ni un rastro de amargura, ni palabras altisonantes, ni deseos de dominar nada. 

Vengan ustedes a Asturias, no voy a ponderar ni los monumentos ni la gastronomía, ni el paisaje, ni las playas, ya lo hacen otros mucho mejor que yo, pero créanme, todo junto incluido el nativo, dan un resultado que a mi me parece absolutamente confortable, vale la pena pasar unos días en este Paraíso Natural .

José Antonio Busto

LOS CHILLIDOS DE SANCHEZ PARA ARENGAR AL PERSONAL

A mí me resulta patético oír a Pedro Sánchez pronunciar esa especie de arengas subiendo el tono de voz hasta el chillido más estentóreo. Siempre he pensado que el grito trata de compensar la falta de argumentos y va dirigido a un público que se deja impresionar mas por los “efectos especiales” que por argumentos de peso. Si uno tiene datos o demostraciones suficientes para hacerse seguir ¿qué sentido tiene fingir que están sordos los que te escuchan?, claro salvo que el sordo sea uno mismo, ya se sabe que las personas que oyen mal tienden a levantar la voz.

Solo he escuchado algún resumen de los que proporcionan los noticiarios y pensé: “bueno, tal como está de indignado este señor es seguro que en cuanto acabe el discurso se dirige a tomar la Bastilla al frente de una multitud enardecida” pero por lo que me han dicho, seguidamente se va a tomar el aperitivo o se queda de tertulia amigable con sus conocidos.

Continue reading “LOS CHILLIDOS DE SANCHEZ PARA ARENGAR AL PERSONAL” »

HABLANDO DE VALORES

“Hay que educar en valores”, “se han abandonado los valores”, “si no se hubieran perdido los valores……” Esto o algo parecido se repite con frecuencia sobre todo cada vez que ocurre alguna desgracia que tiene por autor a un joven o a un niño, como si los mayores ya hubiéramos superado eso. ¿Queremos todos decir lo mismo cuando expresamos esa carencia? ¿A que valores nos referimos?

El término puede representar desde una especie de filantropía absolutamente diluida, hasta el conocimiento y práctica de auténticas virtudes morales. El nombre de virtudes morales es de Aristóteles (384-322 antes de Cristo). En lo que sí estamos de acuerdo, probablemente, es en que se echa de menos una fuerza interior en cada persona, capaz de impedir que en la sociedad reine la ley de la selva. No recuerdo si era Dostoievski o Tolstoi el que decía en una de sus novelas: “ Si al final el mundo va a acabar siendo un pedrusco helado vagando por el universo ¿para qué voy a portarme bien?. La pregunta no deja de tener su sentido y tampoco la respuesta es fácil.

Hasta la Constitución de 1812 decía que “los españoles serán justos y benéficos” . Obedecimos ese precepto tan bien que ciento veinticinco años después nos enzarzamos a tiros los justos de un lado con los benéficos del otro. Por desgracia resulta que para hacer el bien a los demás no es bastante dejarnos llevar por la corriente. Con frecuencia hay que remar con fuerza porque el río de nuestros propios intereses arrastra. En cuanto nuestros semejantes compiten con nosotros por lo que sea, el asunto ya no resulta tan cómodo y fácil. Y lo cierto es que dado que los bienes, no solo los materiales, son escasos y nosotros somos muchos y muy nuestros, la competencia resulta inevitable.

Pero echando pie a tierra ¿cómo nos gustaría que fuera la gente que nos rodea? Podrían enumerarse algunas características que favorecerían, sin duda, la convivencia tales como:

Honrada en sus opiniones, que cumpliera la palabra dada, que no robara ni defraudara, que fuera trabajadora, leal con los demás, que cumpliera las obligaciones exigibles, que no fuera envidiosa, que respetara a los otros y que todos fuéramos capaces de portarnos con los demás como nos gustaría que se portasen con nosotros, etc, etc. Pero claro cuando uno se plantea todo eso como protagonista, no se le oculta el esfuerzo que es preciso hacer para cumplir fielmente todos esos buenos deseos. También le asalta la duda acerca de la conveniencia de hacer un esfuerzo sobrehumano para portarse como se requeriría y que luego los demás sean unos golfos, se aprovechen y además se rían de él.

Otra cosa sería si estuviéramos convencidos de la existencia de un “algo” capaz de pedirnos cuenta de nuestros actos superando el tiempo y el espacio, de cuyo sentido de la justicia no cupiera ninguna duda y de cuya decisión dependiera nuestra felicidad o infelicidad. Ayudaría mucho si además estuviéramos persuadidos de que ese “algo” quiere nuestro bien, respetando escrupulosamente nuestra libertad. Yo creo que tratar de mantener en vigor un código de comportamiento sin el soporte intelectual y material de algo que nos trascienda, es como intentar resolver problemas de mecánica sin contar con la gravedad.

A mi me parece que mientras no nos planteemos las cosas en términos así de realistas, seguiremos enredando y haciéndonos trampas en el solitario de una manera mas bien triste. Lo cierto es que nuestra cultura occidental Judeo-Cristiana tiene un bagaje intelectual y ético con capacidad sobrada para dar respuesta adecuada a esos problemas que nos quitan el sueño o deberían quitárnoslo, pero -como aquella persona que buscaba la moneda, no en lugar el que la había perdido, sino unos metros mas allá porque había más luz-nos hemos empeñado en pedir peras al olmo y sencillamente, el tan citado árbol, no las da.

A MADURO LE FALTA UN HERVOR

Me veo obligado a confesar que conozco poco de los usos y costumbres de la diplomacia internacional y por eso me gustaría que alguien me explicase lo que está pasando entre nuestro Gobierno y ese señor de Venezuela que por lo visto pasó de conductor de autobuses a líder bolivariano y ahora nos insulta pública y abiertamente.

Según he sabido por la prensa nos acusa (es al gobierno de España) de «apoyar al terrorismo» y de que nuestro máximo mandatario forma parte de «un grupo de bandidos, de corruptos y de ladrones».

Hombre para “poner a caldo” a nuestros gobernantes ya nos bastamos nosotros pero que venga a reprocharnos nada un personaje, en cuyo país y bajo cuyo mandato, hay más muertes en época de paz que en otros en tiempos de guerra, me parece un auténtico sarcasmo.

A la vista de lo ocurrido hemos llamado a nuestro embajador “a consultas”. No entiendo muy bien que le queremos consultar y me pregunto si no sería mas adecuado llamar al de Venezuela y preguntarle qué es lo que le ocurre a ese señor que amenaza con venir con lanzas a Europa y ensartar , supongo, a nuestro bien amado presidente, ya se que no es bien amado por todos pero en momentos de amenaza exterior debemos mostrarnos unidos.

Esta mañana he leído en los diarios que volvemos a mandar a nuestro embajador a Caracas. Se ve que las consultas que se le ha hecho han surtido efecto y aprovechando que Maduro ha dicho que tenga cuidado Rajoy porque va a salir derrotado y que mas vale que coja su mano, con lo que, al menos no podrá empuñar la lanza, pelillos a la mar y nuestro esforzado embajador otra vez a su sitio.

A mi me parece que no valía la pena haberlo traído de Venezuela. En primer lugar porque si era un gesto internacionalmente aceptado, que los gobiernos de otros países saben valorar, es obvio que este Maduro en cuestiones de diplomacia internacional está también bastante verde, con lo que seguramente resultó inútil; y en segundo lugar porque no parece que haya bajado el tono de sus bravatas propias de un arriero de los de antes.

Claro, a no ser que nuestro Margallo que debe ser un hombre bastante avispado, se haya dicho “tate ….., este personaje necesita como agua de mayo un enemigo exterior que le sirva para que los venezolanos piensen: los enemigos exteriores, en concreto España, nos atacan, unámonos todos con nuestro heroico presidente en defensa de la patria.” Y así de paso que defienden la patria se defiende Maduro de sus calamidades nacionales que son clamorosas.

El truco no es nuevo pero, según en qué países, suele dar resultado. Es, en el fondo de todo, equivalente a aquel “panem et circenses” que utilizaban los emperadores romanos.

Lo que pasa es que, con lo que ha llovido desde los romanos hasta nuestros días, trampa tan burda exige tragaderas de pozo con amplio brocal.

Con la cantidad de cosas que tiene que resolver Rajoy dentro de casa como para permitirse el lujo de embarcarse en conspiraciones internacionales, que si Sánchez quiere enseñarle como los socialistas superan las crisis económicas tomando como modelo a Zapatero, que si Pablo Iglesias, en un alarde de modernidad, quiere llevar a España a la revolución comunista del 17, que si Ciudadanos va a utilizar como estribo las promesas electorales incumplidas, etc, etc. Total auténticos tifones que se atisban por el horizonte.

Quizá la mejor solución sea la que se ha adoptado, que nuestro embajador visite a sus amigos y familia en España, que se tome unos vinos por su ciudad natal y que vuelva Caracas sin mas dilación. En mi tierra dirían que a Maduro le falta un hervor.

PERPLEJO ESTOY CON ALGUNA COSTUMBRE POSMODERNA

Perplejo estoy con lo que viene sucediendo de manera casi habitual. Resulta que se malgastan o se desvían a destino indebido, cientos o miles de millones de Euros y cuando uno piensa que el principal responsable dará cuenta detallada de cómo pudo ocurrir tal tropelía, este se descuelga diciendo que no se ha enterado de nada y que él se limitaba a firmar sin fijarse en lo que le ponían delante.

Propongo que en el juramento que los grandes capitostes deben prestar al tomar posesión de sus cargos, figure un punto que diga:…xxx) Juro por Dios o por mi honor ( este último comporta menos riesgos) fijarme en lo que firmo y estar en lo que celebro.

A ver si de esa forma soslayamos este problema que se nos plantea cuando los altos dirigentes firman sin mirar documentos que comportan gastarse nuestro dinero alegremente. ¿Estarían igual de distraídos si la firma supusiera el gasto de su propio dinero?

A mi me parece que nosotros, no sé si todos los latinos o los españoles en particular, tenemos poco respeto por el dinero del contribuyente, uno tiene la impresión de que a los sajones la manera como se utilice ese capítulo vital del gasto, les impresiona mucho más y lo persiguen “a muerte”.

Aquí cuando uno se lleva el dinero de los huérfanos de la Guardia Civil o el de los parados , o el de las aportaciones a los partidos o se toma a Hacienda-y ojo que hacienda somos todos- por el “pito del sereno”, no ocurre gran cosa.

¿Cómo es posible que algo tan elemental como que la gente devuelva el dinero que roba no se nos haya ocurrido hasta ahora? Por cierto que no sé si ya está en vigor o es, como tantas cosas, un proyecto legal remitido “ad kalendas graecas”.

También es bastante curioso que la reacción “aguas arriba”, en su partido, organización o lo que sea, consista en decirnos que ya han perdido perdón, que ya han confesado sus errores, poco mas o menos que “qué más queremos” dando el tema por zanjado; pero mas curioso aun es que no les recordemos que una institución tan sabia como la Iglesia Católica exige desde hace dos mil años, después de la contrición de corazón, y la confesión de boca, la “Satisfacción de obra”. Es decir la reparación del daño causado; vamos ¡la devolución de los “cuartos”!.

“Hemos tomado las medidas para que no vuelva a ocurrir”, dice alguien muy serio y aparentemente convencido. ¿Pero tan difícil era prever que la gente puede quedarse con lo que no es suyo y poner la venda antes de sufrir la herida?

Dirigir es prever, dicen los expertos en dirección de empresas. No tengo espacio pero puede hacerse un buen tomo con la previsión de las cosas que los seres humanos podemos hacer en beneficio propio y a costa de los demás. Por lo menos podrían leer lo que ya se escribía a principios de del siglo XIX porque seguimos haciendo agua por las mismas grietas.

“En tiempos de las bárbaras naciones,
colgaban de las cruces los ladrones.
Mas ahora, en el Siglo de las Luces,
del pecho del ladrón cuelgan las cruces” (Ugo Fóscolo 1778-1872)

EI: ¿Estaremos ciegos y no lo sabemos?

Desde que ha extendido sus tentáculos el autodenominado Estado Islámico, han comenzado las matanzas de cristianos en masa- un verdadero genocidio- y esa figura tétrica de los llamados lobos solitarios ha seguido sembrando su crueldad por el mundo. Muchos nos preguntamos por qué ciudadanos occidentales más o menos insertados en nuestra sociedad, compatriotas nuestros, de los europeos, se deciden a dejar su casa, el ambiente en el que viven y se marchan a tratar de imponer la ley del Islam a disparos de metralleta o a tajo de machete en el cuello.

Ya cuesta trabajo entender como alguien pueda poner su esperanza en desarrollar una sociedad en la que no se pueda disentir de nada y en la que se anule toda libertad bajo amenaza de pena capital.

Pero que se embarquen en la autoría de ese genocidio, occidentales de toda la vida y vecinos nuestros, plantea interrogantes nada sencillos de responder. Porque claro, miedo da decirlo, pero una cierta forma de idealismo, aunque sea una aberración, profesan.

¿ Cuantos de nosotros estaríamos dispuestos a volar por los aires hechos fosfatina para extender nuestras creencias por el mundo?

¿ Será que hemos creado una forma de vivir en la que solo se persigue el bienestar material individual y la satisfacción de los sentidos y eso para ellos no es suficiente?

¿ Tendrá esta situación algo que ver con una cultura, la nuestra, que en la práctica prescinde y desprecia cualquier visión trascendente de la vida?

¿Podría haber influido en estos bárbaros el relativismo moral en el que estamos inmersos? ¿ La idea de que la verdad depende de la mayoría y no existen verdades absolutas?

¿ Será una forma de rebelión, tal vez inconsciente, frente a una sociedad que, con frecuencia desprecia la vida, sobre todo la de los concebidos y aun no nacidos? Puede que piensen “si para estos la vida de una persona vale tan poco ¿ Que nos reprochan?”

Tal vez también tenga que ver con lo que encierra la tremenda frase de Santo Tomás de Aquino “Temo al hombre de un solo libro”. Tener un solo libro, creerse que uno está en posesión de la verdad absoluta y tratar de imponerla a ráfaga de metralleta o a tajo de machete, produce bastante inquietud.

A lo mejor ha llegado la hora de hacer examen de conciencia en serio, dejando al margen las superficialidades habituales y recurrir a planteamientos rigurosos sobre los principios en los que creemos o en las cosas que deberíamos creer, de qué cultura procedemos y qué vale la pena proteger, incluso con la vida si fuera necesario, en definitiva proceder a un rearme moral en toda regla.

Esta Europa blanda y comodona puede encontrarse cualquier día con que vuelven a estar en vigor los versos de Espronceda de la Canción del Cosaco:

¡Hurra, cosacos del desierto! ¡Hurra!

La Europa os brinda espléndido botín…

En vez de cosacos serán, las huestes del Estado Islámico y tal vez Europa sea todo el mundo occidental.

BREVE ENCUESTA PARA ASPIRANTES A POLÍTICOS

Puesto que se acercan tiempos electorales y que vamos a ser sometidos a ese torbellino de encuestas, debates, promesas , reproches y no sé cuantas cosas mas, me gustaría aportar mi pequeño grano de arena por si pudiera ayudar en algo. No quisiera que, por el contrario, ocurriera lo que pasaba con mi profesor de matemáticas que después de llenar dos pizarras inmensas de formulas y números, decía: “Y ahora para aumentar la confusión vamos a poner un ejemplo”.

Breve encuesta para gente que quiera dedicarse a la política

  1. ¿Se avergonzaría usted de ofrecer a sus posibles electores cosas que sepa no puede cumplir?
  2. ¿Siente usted vergüenza ajena cuando contempla en los mítines esa especie de soflamas que colocan los políticos actuales como si estuvieran la mar de enfadados y fuéramos tontos?
  3. ¿No le parece descabellado que tratemos de incitar a la gente normal a resucitar a los cadáveres de 1917 o de 1939 sabiendo que están mas muertos que Matusalén?
  4. ¿No cree usted que deberían ponerse cifras a las promesas electorales en lugar de ofrecer “el oro y el moro” para hacer comulgar a la gente con ruedas de molino?
  5. ¿No le parece que debería existir un procedimiento para expulsar de la política a toda persona que mienta claramente en el desarrollo de su labor?
  6. ¿Comparte conmigo la idea de que para ocupar determinados cargos públicos es preciso tener una cierta preparación intelectual y técnica? ¿Cómo es posible que se exija cierto nivel de formación para cualquier labor pero no para la política, es que para eso vale cualquiera?
  7. ¿Estaría usted de acuerdo en que todo político que incumpla sus promesas electorales deba ser retirado del puesto que ocupa por mentiroso. ¿No le parece que faltar a esas promesas es tomar el pelo a sus votantes? ¿No cree que aceptar que nos mientan nos degrada a todos?
  8. ¿Le parece que los políticos de España deben ser capaces de pronunciar ese nombre y “nuestra patria” sin tener que acudir a “este país” victimas de no se qué complejo absurdo? ¿Por qué los políticos ingleses citan al Reino Unido, los franceses a La Francia, los alemanes a Alemania y los nuestros e “este país”?
  9. ¿Convendría usted conmigo que los políticos españoles deberían aceptar nuestra historia tal como es, conscientes de que todos los países presentan luces y sombras en su trayectoria vital y que la de España no envidia a ninguna? ¿Admira usted a personajes como Francisco de Vitoria, Hernán Cortés, Cervantes ,Blas de Lezo, Severo Ochoa, Pizarro, Lope de Vega etc, etc.?
  10. ¿Le parece a usted que pretender una convivencia de cierto nivel ético en la sociedad exige inexorablemente un comportamiento de ese mismo tono por parte de los individuos que la componen? ¿No le parece absurdo esperar de un golfo en lo personal un comportamiento ético en lo público?

 

Sistema de valoración:

Si han sido afirmativas todas las respuestas, preséntese usted a las elecciones somos muchos los que le estamos esperando

Si han sido ocho positivas y dos negativas preséntese también, pero mientras llega la hora de votar, reconsidere de nuevo sus respuestas.

Si son menos , por favor déjenos en paz y dedíquese a cualquier otra cosa, España “este país”, se lo agradecerá.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

UNA CATEDRA CONTRA EL DESPILFARRO DE ALIMENTOS

Los Bancos de Alimentos son organizaciones sin ánimo de lucro cuyo objetivo es recuperar excedentes alimenticios gratuitamente y repartirlos también gratuitamente entre las personas más necesitadas . Sacan adelante su actividad con voluntarios. Luchan contra el hambre mientras combaten también el despilfarro de alimentos.

En la actualidad hay en España 55 Bancos de Alimentos: uno en cada Provincia, integrados en la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL); FESBAL a su vez forma parte de La FEBA (FEDERACIÓN EUROPEA DE BANCOS DE ALIMENTOS).

Dentro de la labor de concienciación contra el DESPILFARRO

Dos organizaciones de gran impacto social, la Universidad Politécnica de Madrid, a través del Grupo de Investigación GESPLAN, y la Federación Española de Bancos de Alimentos, firmaron en junio del 2013 un convenio donde manifestaban la necesidad de establecer una estrecha relación entre el ámbito Académico y el ámbito de la sociedad civil. Fruto de este acuerdo nació la Cátedra Bancos de Alimentos-UPM

La Cátedra nace con la finalidad de promover la difusión de todo lo que es cultura de un consumo racional de los Alimentos : conseguir evitar el DESPILFARRO y fomentar su consumo racional; por eso la centramos en la docencia y en la investigación.

La Cátedra se apoya en tres pilares de trabajo; tres bases de desarrollo

  1. La vía educativa y de docencia
  2. La vía de la investigación e innovación: aprovechar las sinergias de ambas instituciones que somos punteras cada uno en nuestro ámbito para desarrollar proyectos de ámbito común en los que podamos aprovechar ese potencial.
  3. Y la vía de la visibilidad, centrada en lanzar proyectos en el que se vea el trabajo y colaboración entre ambas instituciones.