“PUIG DE MISSA”; UNA COLINA UNIVERSAL EN LA PEQUEÑA ISLA DE IBIZA 

El «Puig de Missa» en Santa Eulalia del Rio

Un diminuto núcleo urbano, en una pequeña colina de un pueblo, Santa Eulalia del Rio, de una de las más pequeñas islas baleares, Ibiza, concentra símbolos que la dotan de un especial sentido espiritual y universal.

He paseado, en solitario algunas veces y degustado con analítica calma, la atracción de una colina, para mis sentidos única, que domina la ibicenca bahía de Santa Eulalia. Por límite el horizonte marítimo del Mediterráneo. Por cúpula ese cielo azul, con algo de cobalto, que frecuentemente sumerge Ibiza en una luz mágica. Es el Puig de Missa que acerca, de forma suave pero firme al que con paciencia contempla su belleza, a la iniciación de sus misterios.

Entrada al camposanto del Puig de Missa

Entorno natural, composición, arquitectura, luz, símbolos religiosos y civiles y un aire de crecimiento orgánico típico de los hábitats que crecen con vida propia al unísono de la vida humana y constituyen ese sistema del Puig de Missa que atrae al espíritu a la búsqueda de su sentido.

Las abstractas y a veces abstrusas teorías de análisis de sistemas indican la necesidad de analizar individualmente cada elemento integrante de los mismos y sus relaciones internas. Luego debería venir algún gurú, hábil manipulador de algoritmos, que nos ofreciera una explicación convincente de lo que pasa en el sistema. El por qué pasa es ya asunto algo más metafísico. El que fue rabino principal de Gran Bretaña, Jonathan Sacks, en su libro “La Gran Alianza. Dios y Ciencia en la Búsqueda de Sentido” afirmó que el sentido de un sistema solo puede hallarse situándose fuera del mismo. Prácticamente lo mismo, de forma matemática, lo había expresado antes Gödel en sus teoremas de incompletitud. No hace falta apoyarse en teorías matemáticas para desentrañar el sentido del sistema formado en el Puig de Missa, preferible es la actitud más humana de Sacks. Y lo que me han mostrado del Puig mis paseos en solitario con mi máquina de fotos es la espiritualidad que se respira en ese lugar. 

El «sentido» de un conjunto se encuentra situándose fuera del mismo

Una espiritualidad profundamente encarnada en la historia de esa colina de solo 52 metros de altura sobre el nivel del Mediterráneo. Un calvario de cruces encaladas va rodeando el camino en espiral que conduce desde la base del Puig hasta la iglesia que corona el montículo, que según nos informa Xescu Prats en su www.ibiza5sentidos.es data, en su primera construcción, de 1302 sesenta y siete años después de la recuperación por los cristianos de la Yebisah ocupada por los musulmanes. Diferentes etapas de la historia produjeron hasta una estructura defensiva contra las razias de los piratas magrebíes y turcos. De nuevo la iglesia como centro de reunión no solo para orar y celebrar el sacramento de la eucaristía sino como lugar de acogida y defensa cuando el peligro acechaba en épocas más inseguras. 

Una construcción adyacente a la iglesia, con pozo, columnas y cubierta típicas de la arquitectura ibicenca y de varias de sus iglesias, servía para reunión de la población que, desperdigada por las pequeñas fincas agrícolas del entorno, se reunían después de asistir a misa para, como se diría ahora, socializar y tratar de asuntos de interés común.

Cubierta con columnas para reunión de las familias payesas

La mayoría de las construcciones que rodean la iglesia comenzaron a edificarse en 1785 cuando, según Prats, fue establecida como parroquia de “Santa Eularia des Riu” por el primer obispo de Ibiza. 

Hoy, doscientos treinta y dos años después, don Vicente Ribas Prats, hasta ahora párroco de Santa Eulalia, ha sido nombrado por el Papa Francisco, el pasado día 13 de octubre, obispo de Ibiza. El párroco don Vicente Ribas, hoy ya obispo, es un claro ejemplo de esa espiritualidad universal que flota en el ambiente del Puig de Misa. Siempre cuidó con especial atención a aquellos parroquianos, que durante el verano provenientes de muy diversos lugares del mundo asisten a la misa dominical en la iglesia parroquial de Santa Eulalia, con la iniciativa de invitar a voluntarios asistentes a que leyeran el evangelio del día en sus idiomas nativos. Excelente ocasión para que desde sus nuevas responsabilidades eclesiales promueva esa amable y generosa iniciativa hacia los foráneos que van a descansar a la isla.

Retablo que consiguió para la Iglesia del Puig de Missa quien fue presidente del Instituto de España, Marqués de Lozoya

La espiritualidad que respira el Puig de Misa la entendió y contribuyó a ella también el pintor Laureano Barrau. Menos conocido que Ramón Casas o Sorolla, pero a mi entender de similar categoría artística, sus cuadros reflejan de forma soberbia la luz mediterránea y se exponen varios en museos del mundo. Vivió bastantes años en una casa payesa situada en lo más alto de la colina, frente a la escalinata que conduce a la iglesia. Su viuda la donó como herencia a la parroquia junto con la colección de obras de Barrau que contenía.

Casa payesa que fue de Laureano Barrau y su esposa

Después de varios años de convertirse esa casa payesa en un pequeño pero interesantísimo museo, su obra se puede contemplar hoy en un local del centro de Santa Eulalia del Rio. Barrau, quiso ser enterrado en el cementerio existente junto a la iglesia del Puig de Misa, donde comparte eterno descanso con los restos mortales de personas provenientes de diferentes religiones y lugares del mundo. Gentes que como olas que se deshacen en la playa, vinieron a  Santa Eulalia  a fundirse con la arena de su playa o en busca de otra luz.

Tumba del pintor Laureano Barrau

Fotografías del autor

EXTRAÑO VIAJE DE UN LIBRO DE VIAJES DEDICADO A FOXÁ

El viaje forma parte de nuestra vida;  pasamos mucho tiempo hablando, soñando o preparando algún traslado. En un lejano pasado español, en los años cuarenta del anterior siglo, mi siempre recordado padre Antonio Ortiz Muñoz escritor y periodista sevillano (1906-1968), convencido de que el mundo está para verlo, se especializó en literatura de viajes.

Antonio Ortiz Muñoz dedicó su obra «Otro español en América» a su amigo Agustín de Foxá

Miles de artículos, en el diario YA de Madrid y en muy variadas publicaciones, además de charlas, clases y conferencias, bastantes premios y concursos, le llevaron a escribir una veintena de libros y a la Real Academia Sevillana de Buenas Letras.

Heredamos sus descendientes el amor por los libros y el gusto por los viajes, aunque hoy en día no es mi profesión la más viajera. Así lo he contado ya en algún escrito. Pero los libros no nos faltan; de preferencia encuadernados y en papel; tenemos un maravilloso sol y la nube no me invita a la lectura. Mi hijo Antonio Ortiz III, el más bibliófilo, y mi nieto Antonio Ortiz IV son también grandes lectores en diversas lenguas. 

Y esta nueva salida mía a nuestra ventana al mundo va de un libro de Antonio Ortiz I: “Otro español en América”.  AO III suele bucear en la red y ha poco encontró en la librería anticuario “Galgo”, de Ribadeo, provincia de Lugo, un ejemplar anunciado como firmado por el autor, y lo encargó. La sorpresa cuando lo recibió fue que estaba autografiado y rubricado en Madrid, en julio 48  “a Agustín de Foxá,  gran poeta, gran escritor y gran amigo. Cordialmente Antonio Ortiz”.

Portada y Dedicatoria a Agustín de Foxá

Recuerdo de mi infancia alguna mención de mi padre, coetáneo del gran poeta, nacidos ambos en 1906, expresando su admiración por la espléndida prosa del conde, a quien debió conocer antes de la guerra civil en Madrid,  

Imagino aquí el viaje del libro dedicado desde Madrid en 1948 hasta 2020 en Ribadeo, pasando por las manos de mi muy ilustre compañero y antecesor, pues Foxá fue secretario de embajada en la Legación de España en Bucarest Rumanía, donde yo he pasado dos cuatrienios de mi vida profesional. 

Como solo los caminos del Señor son, según San Pablo, inescrutables, AO III intenta escrutar, con ayuda del anticuario librero que se lo vendió, que senderos ha recorrido el «Otro español en América» hasta volver a la biblioteca familiar. La respuesta fue esta:

Correo en el que el anticuario José Luis Carnota sugiere el posible camino
del libro dedicado a Foxá, desde su biblioteca de Sevilla a la librería Galgo de Ribadeo

Con indulgencia debemos perdonar la ofensa de malbaratar el libro, que recompró mi hijo por 22 € envío incluido.  

Satisfecha, en la medida de lo posible, la curiosidad de bibliófilos de AOIII y la mía propia, prosigo mi relato de mi padre recogiendo en sus páginas crónicas de una misión cultural por los países hermanos de América. Nada más lógico que en su nunca olvidada y clara caligrafía se lo hiciera llegar a uno de los mejores cantores de los pueblos hermanos del gran continente hispanohablante, donde crece y se extiende cada día más nuestro idioma universal, pese a los estúpidos aldeanismos que presenciamos en la tierra originaria del español.

Portada de la biografía de Agustín de Foxá escrita por el diplomático Luis Sagrera

Mi compañero y amigo también coetáneo Luis Sagrera Martinez-Villasante, en su magnífica biografía  del académico y diplomático, publicada en 2009 en la colección La valija Diplomática, aclara este viaje imaginario al referirse a la generosidad de Agustín, quien regalaba sus libros.

Foxá nos dejó un elocuente autorretrato: “Gordo; con mucha niñez palpitante en el recuerdo. Poético, pero glotón. Con el corazón en el pasado y la cabeza en el futuro. Bastante simpático, abúlico, viajero, desaliñado en el vestir, partidario del amor, taurófilo, madrileño con sangre catalana. Mi virtud, la imaginación mi defecto la pereza”.  En tal estilo de vida impreciso brillaban siempre los comentarios y anécdotas punzantes y políticamente incorrectas, que se diría ahora, y que generaron recuerdos ocasionalmente falsos.

Cuenta José María de Areilza conde de Motrico, embajador de Franco en la República Argentina en los años finales de los cuarenta, el paso por Buenos Aires de una delegación española que  llevaba a Japón el brazo derecho de San Francisco Javier. En la recepción en la residencia de la embajada Agustín de Foxá brindo por los esforzados compatriotas capaces de dar la vuelta al mundo con el brazo en alto. Si era en verdad un mérito, aunque se trata de media verdad. Sí hubo tal delegación, pero el viaje a Japón fue por la América del norte y no por el cono sur. Mi padre formaba parte de la expedición, que relató en su libro “Un periodista da la vuelta al mundo”, acabado de imprimir el 2 de febrero de 1950 en los talleres tipográficos de la Editorial Magisterio Español.

Folleto de promoción del libro «Un periodista da la vuelta al mundo»

Imaginando viajes y con el brazo en alto, no el de Javier apóstol de Oriente sino el suyo propio y cara al sol, de cuya letra ideó la primera estrofa, Foxá pudo haber llevado algunos libros –y porqué no éste a Roma.  Allí reía de los cuernos del ministro de Asuntos Exteriores del caudillo italiano, el Duce, de etimología más cercana al latín que la de caudillo, nuestro “centinela de occidente”.  Acusaba al italiano de lo mismo que a él habían reprochado en España hasta la saciedad, solo que él se lo tomaba con más humor. El cuñadísimo», Ramón Serrano Súñer, homólogo español del conde italiano, cuenta en sus memorias políticas cómo Ciano presionaba de forma vehemente para que se expulsara a Foxá de Italia, llegando incluso a acusarle ante el gobierno español de espía de los aliados. Serrano, que era amigo de Foxá y buen conocedor de su carácter y de sus ocurrencias, acabó, en una llamada telefónica con Ciano,  por sentenciar el asunto: “El camarada Foxá saldrá de Italia por chistoso, pero no por espía”. 

El matrimonio Ortiz García y los Ortiz Muñoz en Volendan, pueblo de pescadores en el Zuidersee, con trajes típicos holandeses

Siguiendo con viajes, Lola mi mujer comenta con nuestro hijo Antonio Ortiz III, quien encontró el  libro dedicado y abandonado, que en Berlín, donde pasamos cuatro años en el histórico edificio de la Embajada de España, en dos tercios ruinosa y hoy por fin reconstruida tras ser salvada de la ocupación por Zoo gracias a mis desvelos y disgustos, había sacado de entre escombros del sótano una revista donde aparecía algún artículo de Foxá y otro de mi padre Antonio Ortiz I. 

Al recordar aquella época nuestra, no puedo dejar de mencionar, como varias veces lo hice en la prensa española, la leyenda del regalo de Hitler a Franco. Nuestra embajada era un palacete propiedad española cercano al Landwerhkanal, y estaba ubicada en el eje este-oeste de los planes del Gran Berlín, proyectado por el arquitecto del III Reich, siguiendo la megalomana decisión del Führer.  La casa fue expropiada y uno de los discípulos de Albert Speer construyó en puro estilo nazi un nuevo edificio, similar a los de Italia y del Japón, uno de los pocos que sobrevivieron a los bombardeos aliados durante la terrible segunda guerra mundial.

Lo más probable es que el libro en cuestión acabara en la casa de su madre, la marquesa viuda de Armendáriz  en la calle de Ibiza, número 1, donde falleció Agustín de Foxá y Torroba, el 30 de junio de 1959 a los cincuenta y tres años, tras su vuelta a Madrid, sintiéndose tan mal, tan mal, que le parecía que aquí llegaba el último de Filipinas, su puesto final. 

Era notoria la admiración de mi padre por el gran poeta, a quien menciona en Buenos Aires al hacer la crónica de la gran emoción vivida en América con motivo de la muerte del mítico  Manolete, El torero más valiente del ruedo, el abanico difícil de su izquierda –que hace al toro satélite, luna de tu oro antiguo, con órbita de estrellas. 

Foxá, a quien Curzio Malaparte convirtió en Finlandia en personaje legendario, concita igualmente la admiración de los diplomáticos españoles al cantar como nadie nuestra profesión:  

Amigos que en lejanas latitudes,

representáis de España las virtudes,

del pino sueco al tropical palmar.

Norte y Sur: y a distancias infinitas,

Pagodas, rascacielos y mezquitas;

Toda tierra en vuestra imaginación.

….

Estas vaguedades con mezcla de recuerdo, añoranza y esperanza me hacen meditar sobre los libros, que llenan nuestra vida y el viaje permanente de nuestra existencia. Mi padre Antonio Ortiz Muñoz y mi antecesor Agustín de Foxá pueden servirnos de estímulo en estos tiempos de tribulación.

Caricatura de Antonio Ortiz Muñoz regalo de el diario YA

Salud paz y bien para todos. Madrid, diciembre de 2020.

Antonio Ortiz García. Embajador de España

ISLAS CANARIAS, DESTINO SEGURO

Bajo el eslogan “ISLAS CANARIAS, DESTINO SEGURO”, una delegación de la Organización Mundial de Turismo (OMT) realizará un primer viaje oficial, del 8 al 13 de este mes de julio, al Archipiélago Canario.

La finalidad del viaje es valorar las medidas que el gobierno del archipiélago canario ha acordado junto con el sector de empresas turísticas para que el viajero que vaya a disfrutar de esas maravillosas islas se sienta en un ambiente en el que la seguridad del visitante sea el objetivo principal y condición fundamental para un disfrute pleno de sus vacaciones. 

A bordo del avión también viajará el grupo de sanitarios ganadores de la promoción “Te lo mereces. Entra en Fase Tranquilidad” que, como parte de la campaña nacional, traerá a las Islas a una treintena de profesionales de la salud de la Península para disfrutar de unas vacaciones en Canarias.

La Consejera de Turismo del gobierno canario con el Secretario General de la O.M.T. Zurab Pololikashvili

El Gobierno de Canarias trabaja desde hace meses en la estrategia de reapertura turística frente a la crisis generada por la COVID-19. Ya en el mes de abril, la Consejera de Turismo, Industria y Comercio, Yaiza Castilla, presentó al Secretario General de la OMT, Zurab Pololikashvili, el proyecto en el que trabaja para convertir a Canarias en un destino seguro aplicando un plan de rediseño de procesos en toda la cadena de valor de la actividad turística, creando y verificando protocolos para cada servicio y minimizando cualquier riesgo para transmitir seguridad sanitaria a los turistas.

La OMT dio la bienvenida a la iniciativa de Canarias, y acordó colaborar a través de su Departamento de Innovación y Transformación Digital y su Departamento de Comunicación. Fruto de esta colaboración, la OMT aceptó la propuesta de participar en el primer viaje oficial de una delegación de la Organización Mundial de Turismo con el fin de conocer de primera mano las medidas de seguridad adoptadas en toda la cadena de valor del sector turístico de las islas. 

Paisaje del interior de Gran Canaria desde las dunas

El próximo 8 de julio, El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres y la consejera de Turismo, Yaiza Castilla recibirán en Gran Canaria al vuelo procedente de Madrid.  Unas 180 personas formarán la comitiva que  servirá también para testar los protocolos de seguridad tanto en destino como en origen, donde se incluye la realización de pruebas PCR y serológicas voluntarias a los invitados a cargo de un equipo médico antes de emprender el viaje, además de la oportunidad para utilizar la aplicación Hi+Card, una herramienta avalada por la OMT en la que el usuario puede guardar el resultado del test en su móvil de manera que lo tenga accesible y poder  mostrarlo siempre que haga falta.

Periodistas e invitados formarán parte de varios grupos (press trip y fam trip) que, gracias a la colaboración de los diferentes Cabildos insulares y de la compañía aérea Binter, podrán visitar todas las Islas hasta el día 13 de julio, con el objetivo de conocer mejor cada destino y comprobar los procesos de seguridad sanitaria que se han implementado para mejorar la calidad de la experiencia vacacional.

La Comunidad Autónoma de Canarias, con 36.500 Kilómetros cuadrados entre los que se incluye no solo la extensión territorial de sus islas sino también el espacio marítimo entre islas, es la sexta por extensión entre todas las comunidades autónomas que integran el territorio nacional español.

IR POR LA A-2 JUNTO A GUADALAJARA Y NO ENTRAR EN LA CIUDAD, UN ERROR A CORREGIR

Edificios de viviendas, sin mayor interés junto a la autopista A-2 a su paso por Guadalajara, ocultan al viajero una ciudad que sin embargo es imperdonable no visitar.

Panteón de la marquesa de la Vega del Pozo

Cuantas veces  mi familia y yo, en nuestro camino hacia el noreste de España, hemos pasado por el borde de la ciudad de Guadalajara y de forma implícita -o no tanto- pensamos que dado lo visto no valía la pena dedicar unas horas a visitar una ciudad que dista de Madrid unos tres kilómetros menos que San Lorenzo de El Escorial. Error imperdonable que, gracias a una visita guiada de unas tres horas ofrecida a FIJET ESPAÑA por la concejala delegada de turismo del ayuntamiento, hemos comenzado a subsanar Paloma mi mujer y yo.

No voy a hacer una descripción de los monumentos visitados que situados en su contexto histórico por una excelente guía turística local , Susana Ruiz, nos permitió captar la importancia que en la formación de la nación tuvo Guadalajara y las grandes familias que allí se implantaron.

Guadalajara conserva variadas muestras  de su prolongada historia, sobre todo desde su incorporación al reino de Castilla en 1085 después de haber estado en poder de los invasores musulmanes de la península algo más de 350 años. Fue durante el reinado de Alfonso VI cuya corona integraba los reinos de Castilla y León. Se puede considerar por tanto una ciudad fronteriza cuya importancia estratégica la debía a su situación geográfica ya que situada en una cima entre dos fuertes barrancos su defensa era relativamente fácil.

De su época musulmana quedan pocos restos, el más importante el puente sobre el rio Henares, de la época califal. Obra civil       que ya los romanos habían realizado y que Abderraman III remodeló y amplió en la segunda mitad del siglo X aunque actualmente muestra muchas reformas y reconstrucciones, sobre la que ordenó Carlos III  a causa del derrumbamiento del puente en 1757.

La impronta dejada en la ciudad por grandes familias como los Mendoza, los Figueroa o los Desmasières, familia católica de origen francés implantada en España y que ha dejado en Guadalajara una huella importantísima desde el punto de vista arquitectónico y ejemplar desde un punto de vista social. Una de sus miembros más destacados fue María Micaela Desmasières , vizcondesa de Jorbalán, que en medio de una intensa vida social desarrollada en Paris, Bruselas y Madrid, mantuvo una sólida vida de piedad y fundó las “Adoratrices del Santísimo Sacramento y de la caridad”.Dedicó su vida a la ayuda de enfermos, mujeres desamparadas y fundando escuelas y colegios. Murió contagiada por el cólera a cuyos enfermos dedicó su ayuda personal. Fue canonizada en 1934. 

La familia Mendoza, de origen alavés, tuvo la habilidad de ir escalando categoría y presencia en la vida militar, política y social de los reinos en lucha contra el islam llegando uno de sus miembros, el cardenal Mendoza, hijo del marqués de Santillana, a ser  una pieza clave en el paso de la monarquía del alto medioevo a la España renacentista.

Muestra fundamental de esa transformación es el palacio de los Mendoza en Guadalajara conocido como Palacio de los Duques del Infantado, considerado como la primera realización arquitectónica del Renacimiento en España. Hoy, después de una restauración necesaria por las heridas de la guerra civil en sus hermosas piedras, es centro de manifestaciones artísticas entre las que destaca el “Tenorio Mendocino”. El conjunto arquitectónico es una verdadera lección de historia que cualquiera de los guías turísticos locales desvelará con entusiasmo al visitante que lo desee.

La simple designación de Iglesias de diversas épocas, palacios, moradas  y mausoleos de las ilustres familias de Guadalajara convertirían estas líneas en una incompleta guía de turismo. 

No se puede terminar de describir nuestro asombro sin hacer referencia a una pieza casi única en el mundo, el salón chino de la casona de los marqueses de Villamejor, llamado Palacio de la Cotilla. Su construcción comienza en el siglo XVI y a finales del XIX  sus propietarios importaron de China unos paneles de papel de arroz, pintados a la acuarela y tinta, con una estructura zonal que manifiesta escenas históricas de la China medieval, muy a la moda durante la última dinastía Qing. Con esos paneles empapelaron las paredes de una sala dedicada a veladas musicales y de teatro. Parece ser que el asombro del embajador chino en España fue mayúsculo al descubrir ese ejemplo de arte pictórico del  que no quedaba nada de semejante en toda China ni en el resto del mundo. Las destrucciones originadas por la “Revolución Cultural” ordenada por Mao probablemente terminaron con las muestras de estas manifestaciones artísticas de la época Qing. En su política de intento de reconstrucción del patrimonio cultural tradicional de China, el gobierno chino intentó comprar esos paneles que gracias a los responsables del Ayuntamiento de Guadalajara, hoy propietario del edificio, siguen donde la familia Figueroa los colocó. El Palacio de la Cotilla alberga hoy algunas actividades de formación artística así como un espacio dedicado a unos los hijos famosos de Guadalajara como el dramaturgo Antonio Buero Vallejo a quien conocí personalmente y me entreviste con él, por razones profesionales en su despacho de su casa de Madrid, hoy conservado en el espacio museístico dedicado al personaje que también pintaba y por cierto con muy notable dominio del dibujo y color. Con sorpresa descubrí también un espacio pictórico  dedicado a Regino Pradillo, otro ilustre hijo de Guadalajara, excelente pintor,  a quien también tuve el privilegio de conocer personalmente en su calidad de director del Liceo Español de París cuando desempeñaba yo la corresponsalía de Televisión Española en esa ciudad.

Numerosas actividades “in situ” y visitas turísticas con guía organizadas sábados, domingos y festivos pueden consultarse en www.guadalajara.es nos permitirán penetrar en el espíritu de una ciudad  que realmente vale la pena ir conociendo en profundidad.

Por Agustin Alberti. Fotografías Paloma Ausejo

LAS PITIUSAS A VELA, UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE

Los hechos, las cosas, los acontecimientos, el arte….solo nos entregan su sentido si los contemplamos, los analizamos desde fuera, desde un nivel más general, superior. Aplicándole ese método  Ibiza y sus islas adyacentes nos entregan facetas que desde  dentro son difíciles de descubrir

David Morgan arribó a Ibiza, de forma permanente, hacia los años 70. Marino inglés, su apellido de pirata no le hacía honor pues era un caballero de la mar que enamorado de la isla llegó a hacerse con el mercado de yates de segunda mano. Le fue bien durante unos años y patroneaba una goleta, la “Barbara Jane” construida en Valencia sobre planos del siglo XIX. 

David Morgan en su goleta «Barbara Jane» circa 1980

He compartido con mi marido Agustín, no sin a veces cierto sacrificio, la afición a la navegación a vela. El inglés era, como típico marino, parco en palabras. Un día con rumbo a Formentera en mitad de los freos Agustín, que había llevado con nosotros y un grupo de amigos un operador de televisión, en una entrevista le preguntó por qué había elegido las islas Pitiusas para descansar su cuerpo de las largas singladuras llevando y trayendo barcos ajenos. Morgan, con absoluta seguridad en su voz respondió en cámara, “Es lo más bello que hay en el Mediterráneo occidental”. 

El «Taube» fondeado en el puerto de Ibiza

Agustín, por mediación de Morgan, compró un pequeño velero de madera a un australiano que en su tierra esquilaba ovejas y a la sazón vivía en su pequeña casa flotante. Poco más de siete metros de eslora pero, según mi marido, una excelente construcción en roble realizada en  Inglaterra en 1936 por algún carpintero de ribera de Burnan-on-Crouch. Típico barco diseñado para aguantar el Mar del Norte, le cambiamos el nombre de “Olivet” por el germánico “Taube” (Paloma en alemán) y nos propusimos explorar toda la costa ibicenca desde nuestro nuevo cascarón.

Ibiza, costa de poniente

Fuimos grandes amantes de Ibiza, nosotros y nuestros cuatro hijos, durante muchos años hasta que las autoridades y los poderosos de la isla se empeñaron en modernizarla hasta convertirla en casi irreconocible. Mi marido escribió hace pocos años un artículo publicado en HECHOS DE HOY –el periódico digital de un matrimonio adorable, Angelika y Juan Fernando, también amantes de la isla- anunciando la muerte, por éxito, de la Ibiza que conocimos. Fue nuestra despedida de las Pitiusas, pero uno de los recuerdos más persistentes que tenemos de la isla de los pinos es el de haberla circunnavegado a vela de cala en cala. 

El autentico mercadillo hippy de Es Cana (años 70)

El espectáculo de los islotes Es Vedrá y Vedranell vistos entre la suave neblina de la madrugada es sobrecogedor. Para el no habituado a pasar junto a ellos, o entre ellos, es difícil determinar su magnitud. Vigilante de la  entrada a los freos, el gigante de piedra de 382 metros de altura con su eterna acompañante la isla de Vedranell, solo entrega parte de sus misterios en la tenue luz de las madrugadas.

El islote de Es Vedra, vigilante mudo, habitado solo por un grupo de cabras

Navegando desde poniente y superados los islotes citados hay algunas calas imprescindibles. Cala Llentrisca, de difícil acceso por tierra, Cala Yondal  y la pequeña pero entrañable Sa Caleta, cuyo pequeño montículo fue elegido por algunos fenicios que se establecieron frente al mar. Con viento de poniente y con la protección de Punta Yondal se puede fondear rodeado de tradicionales chamizos en los que pescadores de bajura guardan sus redes y sus barcas en seco. Con suerte y buena amistad se puede gozar de una caldereta increíble.

Sa Caleta, refugio de pescadores

Para los que odian la arena la playa de Codolá ofrece buenas posibilidades de baño y de buceo con botellas de oxígeno. Las salinas, explotación salinera desde  la época romana, ya era conocida y explotada por los cartagineses.

Adentrarse en los freos hacia el puerto de Ibiza exige cierta atención. Paisaje bellísimo con  corrientes a veces traidoras que mejor es explorar fuera de temporada ya que se ha convertido en una de las zonas más transitadas por yates, transbordadores y horteras con dinero de todo el Mediterraneo.

Dalt Vila y la muralla de Felipe II

El puerto de Ibiza mejor dejarlo por babor pero disfrutar de la visión de D’alt Vila desde el mar. Para los amantes de la historia, recuerdos de asentamientos, batallas, reconquistas y un ir y venir de pueblos diversos que han ido dejando cada uno se personalidad grabada en la arquitectura o redescubierta en las excavaciones arqueológicas que han dado origen a uno de los museos de arte púnico más importantes del mundo.

La diosa Tanit, descansa inmutable en el museo de Ibiza

Según subimos hacia el norte, siempre dejando la costa a nuestro babor, dejamos Talamanca, demasiado cercana a la “civilización”, Cala Llonga se le puede dar un ligero paseo sin fondear y si no necesitamos ayuda del varadero de Santa Eulalia podemos hacer varios fondeos de las calas del este de la isla, a cual más  interesantes mientras la altura de la costa va creciendo suavemente. Mucho cuidado con la placa de Santa Eulalia, cercana  a la pequeña isla que lleva el mismo nombre, es un bajo peligroso  de 1,60 metros de profundidad.

El restaurante de El Bigotes y su barca en Cala Mastella

Al pasar cercanos a la pequeña cala Mastella, con un fondo complicado para el fondeo, es imprescindible –si hemos reservado antes- disfrutar de una caldereta de arroz con pescado del día en El Bigotes. No puede decirse que el bigotes estuviera allí desde la época de los cartagineses, pero es una verdadera institución gastronómica de la isla desde los años sesenta del pasado siglo.

Cala Benirras para nosotros la más bella de Ibiza norte

Llegados a cala San Vicente decidimos fondear y pasar allí la noche. En el monte que protege San Vicente, la cueva de Es Culleram, ahora protegida por una verja de hierro, nos habla de ofrendas a Tanit y de restos de barro cocido de pequeñas estatuillas de la diosa. Cuando comencemos de nuevo la vuelta marítima a la isla de Ibiza trataremos del las maravillosas calas del norte encajadas en una costa elevada que invita a meditar en los escasos refugios que pueden tener los barcos que tienen esa costa a sotavento.

MEKNÈS; EN BUSCA DE EXCELENCIA TURÍSTICA

Soyez les bienvenus au Maroc”.  Bienvenidos a Marruecos. Es la primera y más escuchada frase desde que se pisa suelo marroquí, expresada de corazón por un pueblo deseoso de mostrar al mundo un rico patrimonio histórico, cultural y artístico. 

“Española, amiga”; amiga de un país que desde muy pequeña ya me fascinó en sueños, por los relatos que escuchaba en casa.  Más tarde, en cuanto tuve ocasión de recorrer Marruecos, la realidad superó al sueño y quedé prendada de esta maravillosa tierra.

Invitada por el Presidente de AMJET, Asociación Marroquí de Periodistas y Escritores de Turismo, Najib Senhadji, el marco para reencontrarme con mis compañeros de FIJET Internacional no podía ser más propicio. 

Periodistas de FIJET en Meknès

Venidos de varios países del mundo; Italia, Rumanía, Eslovenia, Francia, Túnez, Egipto, Turquía, Croacia, entre otros, tuvimos el honor de participar en las jornadas “Media Impact Day” junto con casi un centenar de periodistas nacionales. 

Las jornadas, que tuvieron lugar del 17 al 19 de enero, organizadas conjuntamente por el CPTM, el Consejo Prefectoral de Turismo de Meknès” y la Oficina Nacional Marroquí de Turismo (ONMT) cumplieron con el objetivo: promover Meknès como destino cultural, gastronómico y deportivo en el mundo, así como informar sobre la actualidad turística de la región. 

Media Impact Days

Con una tendencia turística al alza durante los últimos años, Meknès, pese a las dificultades para acceder a la financiación de proyectos, está haciendo un esfuerzo económico impresionante para adaptarse a las nuevas necesidades de alojamiento e infraestructura, con 11 proyectos hoteleros en curso y 7 proyectos más en fase de estudio. 800 millones de Dirhams están destinados a la salvaguardia, la rehabilitación y la puesta en valor de varios monumentos históricos en la medina de Meknès: palacios, madrasas, plazas emblemáticas, casbahs, mezquitas, etc., así como la construcción de nuevos parkings para mejorar el acceso a la medina, en un proyecto que finalizará en el 2023.  Tal esfuerzo en promover la excelencia turística y devolverle el esplendor a la ciudad, bien le valdría a Meknès un premio “Golden Apple”: «La Pomme d’Or» o «La Manzana Dorada» es el equivalente al premio FIJET del Oscar. Este premio a la excelencia se entrega cada año a una organización, país, ciudad o persona en reconocimiento a los esfuerzos superiores para promover y elevar el nivel del turismo. Desde su creación en 1970, el premio FIJET Golden Apple ha sido otorgado a 43 destinatarios

MeknèsPatrimonio Mundial de la UNESCO, también es conocida con el nombre de la “Versalles marroquí” o la “Ciudad de los cien minaretes”. Los edificios de Meknès constituyen tesoros nacionales, protegidos por cuarenta kilómetros de murallas flanqueadas por setenta puertas (Bab)

Por su ubicación, rodeada de viñedos y olivos, bien podría tomar el nombre de “la Toscana marroquí”. Fundada en el siglo X bajo el nombre de Meknassa Ezzeitoun fue elegida capital de Marruecos por el sultán Moulay Ismaïl entre los años 1672 y 1727, año final de su reinado. 

Su reputación ha sobrepasado las fronteras gracias a sus tesoros arquitectónicos e históricos, palacios, mausoleos, mezquitas.

La medina cuenta con numerosos restaurantes y riads donde degustar la auténtica cocina meknassie: tagines, cuscús, pastelas y otros deliciosos platos de sabor regional, resultado de la mezcla de diversas civilizaciones. Pero si lo que quieren es disfrutar a la vez de una cocina exquisita y unas vistas panorámicas a la ciudad, no duden en almorzar en el Restaurante Palais Terrab. 

Los fans del golf podrán ejercer su deporte favorito dentro de un marco incomparable. Abierto tanto de día como de noche, El Golf Royal de Meknès de 9 hoyos está situado dentro de la Kasbah Dar El-Kebira, rodeado de grandes murallas desde el que se puede observar los minaretes de la media. 

Entramos a la ciudad imperial por la “puerta feliz” 

“Soy la puerta abierta a todos los pueblos, ya sean de Occidente o de Oriente, soy la puerta feliz similar por mi gloria a la luna llena en el cielo. Fui construida por Moulay Ismail, la fortuna y la prosperidad están escritas en mi frente, estoy rodeada de felicidad” 

Bab el Khemis (jueves), data de 1687 Construida bajo el reinado de Moulay Ismail para el beneficio del Ejército de Oudayas y las altas personalidades de la corte, está delimitada por dos torres de adobe. Es una de las puertas más hermosas de Meknès. 

Bab el Khemis

Frente a la plaza Lahdim, -hermana pequeña de la plaza Jamaa el Fna de Marrakech- se encuentra Bab el Mansour Laalej, una de las puertas más bellas del mundo. Según la leyenda sería obra de un cristiano convertido al islam, conocido bajo el nombre de Mansour Laalej. 

Bab el Mansour Laalej

Visitamos palacios, mezquitas, madrazas, y uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad: Greniers Moulay Ismail Hri Souani.

Madraza de al-Bounania

Construido en el siglo XVII por Moulay Ismaïl. Está formado por unos enormes graneros y diez salas de pozos que anteriormente servían tanto para el suministro de agua como para el mantenimiento del nivel de la cuenca Souani, hoy en día las estancias están vacías pero se utilizan en numerosas ocasiones para eventos o filmaciones de películas. 

Graneros de Moulay Ismail

Descansamos en el Zaki Hotel & Spa, recientemente remodelado. Al día siguiente abandonamos Meknès para dirigirnos al sitio arqueológico de Volubilis, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y testimonio de varias civilizaciones, desde la prehistoria hasta el periodo islámico.

Ruinas de Volubilis

Está lleno de historia, eventos, creencias y obras artísticas de importancia universal, es el dominio arqueológico más grande de Marruecos. Paseamos tranquilamente bajo un día lluvioso por las ruinas romanas. Hace frío; de camino a Fez degustamos los vinos del dominio de la Zounia, en el corazón de la región vinícola más grande de Marruecos. Productores de la marca Epicuria y Volubilia, “El nuevo vino del nuevo Marruecos”. La cata de unos vinos excelentes nos hace entrar en calor: ya en Fez, en el “Riad Arabesque”, un couscous…

Couscous arabesco

El aeropuerto de Fez, a 64 kilómetros de Meknès por carretera, está actualmente conectado a varias ciudades españolas con vuelos directos.

¿Nos vamos a Meknès?

Vídeo: Agustín Alberti

«TERRAS SEM SOMBRA 2020», FESTIVAL MUSICAL EN EL ALENTEJO PORTUGUÉS

Durante todos los fines de semana, desde enero a julio, se celebra, de forma itinerante entre 14 municipios de la región portuguesa de Alentejo. El ya tradicional festival TERRAS SEM SOMBRA ( “Tierras sin Pecado,” como traducen sus responsables) tiene este año como país invitado la República Checa. 

Mertola en el Alentejo

El festival comenzó a celebrarse en el 2003 con la finalidad de internacionalizar el territorio alentejano y con la idea de ofrecer a los visitantes un destino privilegiado mediante la integración en su programa de arte, cultura, patrimonio histórico y biodiversidad. Todo ello entrelazado a través de manifestaciones musicales tanto de conjuntos como solistas procedentes de diversas partes del mundo.

Durante la presentación del 16 Festival Terras Sem Sombra, celebrada en el típico restaurante portugués de Madrid “Atlantik Corner”, el embajador de Portugal, Francisco Ribeiro de Menezes afirmó que el festival “trae el pasado al presente y lo acerca al visitante de esa tierra rica en tradiciones, costumbres, patrimonio y paisajes”

Presentación del «Festival Terras Sem Sombra 2020» en el restaurante Atlantik Corner en Madrid

La directora ejecutiva del festival Sara Fonseca presentó a los intervinientes José Antonio Falcao, director general del festival, Juan Ángel Vela, director artístico y Víctor Silva, presidente de la Agencia de Promoción Turística del Alentejo. El programa de reconocida calidad y alcance internacional incluye con­ciertos, conferencias temáticas, espacios para pedagogía artística, clases magistrales, visi­tas guiadas e iniciativas para salvaguardar los recursos de la biodiversidad, siendo gratuitas todas las actividades.  

La directora ejecutiva del Festival Sara Fonseca durante la presentación

Los sábados por la tarde, Terras Sem Sombra propone un encuentro con bienes culturales que generalmente no son accesibles al públi­co, guiados por expertos de la región. Los sábados por la noche, la buena música se interpreta en escenarios de iglesias y otros monumentos, elegidos por su valor histórico y sus condiciones acústicas. El programa finaliza los domingos por la mañana, con acciones para salvaguardar la biodiversidad, que también involucra a actores locales

“Una breve eternidad: emoción y con­moción en la música europea (siglos XII-XXI) es el lema de la 16ª edición del festival. La llegada de grandes artistas y un repertorio notable al Alentejo amplía la relación que comenzó en 2018-2019”

La República Checa estará muy presente en esta edición del festival, con las actuaciones de grupos como el Tiburtina Ensemble, un grupo de coro femenino checo, especializado en canto gre­goriano, polifonía medieval y música contem­poránea; Monika Streitová, una flautista checa con fuertes conexiones con Portugal; Clarinet Factory, moviéndose entre la música clásica y contem­poránea, el jazz, la música mundial, la música electrónica y los proyectos interdisciplinarios de marcado carácter innovador, han tra­zado un camino único que le ha valido la fama mundial y Ameri Smetana Trio, el conjunto de cámara más destacado de la República Che­ca, entre otros.  

El violonchelista Pedro Bonet que interpretó un par de piezas para cerrar el acto de presentación

Cerró el acto de presentación en Madrid del Festival Terras Sem Sombra 2020 la interpretación de dos piezas musicales por el joven violonchelista Pedro Bonet. Se sirvieron copas de vino de la región con la particularidad de ser producidos estos caldos en la localidad de Vila de Frades recuperando procedimientos tradicionales que según afirman los responsables de la bodega se remontan a la época romana, consistentes en el fermentado en grandes tinajas de barro, iniciativa que mantiene viva desde hace más de cien años la familia Nogueira Anacleto.

Teresa Caeiro directora de la bodega tradicional de la familia Anacleto

Más información en: https://terrassemsombra.pt

www.visitalentejo.pt/es/

TENERIFE, ISLA DE EMOCIONES

“Yo nací del otro lado de este mar nuestro cansado, que te besa con pereza. Y desde allí, en la distancia, me enamoró la arrogancia de sus perfiles airados”* (* Temas TENERIFE del poeta canario BRAULI)

Aunque el origen científico de la isla de Tenerife se remonta a más de 30 millones de años, cuenta el mito que según Platón el archipiélago era un gran continente hundido en el fondo marino mostrando sólo los picos de las altas montañas que sobresalían de las aguas.

La autora camino hacia el Teide

Altas montañas, ninguna como la del Teide, en el centro de la isla dentro del Parque Nacional del mismo nombre, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el 2007. El tercer volcán más grande del planeta y pico más alto de España, desde sus 3.718 metros de altura vigila el vaivén de la isla.  De norte a sur, de este a oeste, no hay punto en Tenerife desde el que no se pueda avistar el Teide. Tenerife: apodada antiguamente “la isla del infierno” debido a los estragos que causaron las erupciones del volcán en el territorio.  Sin embargo, estos mismos fenómenos de la naturaleza crearon un paisaje fascinante que ha dado pie a numerosas rutas de senderismo. El ascenso al pico del Teide es un reto para los amantes del deporte y la aventura. Del mar a la montaña en 56 kilómetros, casi 4000 metros de ascensión vertical sin señalizar, la ruta 0-4-0 es la más apasionante. Todo un desafío físico que conviene afrontar en dos días.  Pernoctar en el Refugio de Altavista, exime del permiso especial para alcanzar el cráter y se vive la maravillosa experiencia de dormir bajo las estrellas. Al amanecer, antes de emprender de nuevo la ruta, entre las nubes que rodean el pico, la tentación es alzar el brazo, mano arriba y tocar el cielo. 

“Entre brumas emergía la rotunda poesía del padre Teide nevado; el celoso centinela de estas siete carabelas que en torno a él han fondeado, buscando abrigo y cuidado”*

El padre Teide que, en un o de sus viajes, Cristóbal Colón comparó al pezón de un pecho femenino: “E q’este peçon es la parte mas alta e mas propinqua al cielo”

Del mar al cielo y de nuevo al Océano, a la costa oeste de la isla, al Acantilado de los Gigantes.  Conformado por unas vertiginosas paredes verticales rocosas que llegan a alcanzar los 600 metros, los guanches las consideraban sagradas, pues representaban para ellos el fin del mundo. Para nosotros, el inicio de otra experiencia sensorial. De la grandiosidad del Teide a la inmensidad de los Acantilados de los Gigantes cuyos fondos marinos son punto de atracción de los submarinistas fascinados por la gran riqueza de su biodiversidad.  

Sin duda, la mejor forma de descubrir los Gigantes es desde el mar: en velero, motora, kayak, moto de agua o paddle surf, cualquier medio flotante es apto para adentrarse en esta zona del archipiélago canario. El avistamiento de ballenas y delfines sobrecoge ante la belleza de la naturaleza en plena explosión. La temperatura veraniega permitirá durante casi todo el año el baño en sus aguas cristalinas

Los compañeros de viaje

 “Tenerife, Tenerife, desde Teno a Taganana, desde Abona a Garachico, fue naciendo en la distancia, arropada de nostalgia, la canción que hoy te dedico”*

A 25 km. de Los Acantilados, dirigiéndonos hacia el sur, Costa Adeje ofrece una oferta hotelera y deportiva de lujo sin igual. Con 4 km de playa y 8 playas principales, el desarrollo turístico de la zona ha transformado completamente su paisaje costero en los últimos veinte años. 

Hoteles 5* Gran Lujo como el Hotel GF Victoria han sabido adaptarse a la demanda de turismo sostenible.  El único hotel de Tenerife Gran Lujo para adultos y niños, prácticamente a pie de playa El Duque. El complejo es un ejemplo internacional de sostenibilidad. Su compromiso certificado con el Pacto Mundial de las Naciones Unidas, tiene el firme propósito de frenar el calentamiento global a través de la implantación de sistemas de reducción del consumo de energía y otras políticas que le han situado como primera cadena europea y tercera del mundo con ISO 21. 

Hotel 5* GL GF Victoria

¡Bienvenidos al paraíso! Su ubicación es ideal como punto de partida para planes culturales, deportivos o de sol y playa. 

Los amantes del arte se deleitarán en Adeje visitando la Iglesia Santa Úrsula, -del Siglo XVI, declarada “Bien de Interés Cultural” en 1986-, el Museo de Arte Sacro o la Ermita de la Encarnación; en La Orotava, Conjunto Histórico Artístico Nacional por el número de ejemplos de arquitectura canaria de los siglos XVI a XVIII que contiene su casco histórico -los Jardines del Marquesado de la Quinta Roja, la Casa de los Balcones, Casa Molina, Iglesia de Nuestra Sra. De la Concepción-; o en Icod de los Vinos donde si bien el Drago Milenario es el emblema por antonomasia de la localidad. Abunda el arte sacro: las Ermitas del Calvario, las Angustias, San Antonio; Iglesia de San Agustín o la de San Marcos -que alberga la cruz de filigrana de plata más grande del mundo con casi dos metros de altura y 47 kilos de peso.

La ruta del “Barranco del Infierno” reclama a los senderistas: ¡recórreme! Relax o adrenalina; en Siam Park, el mejor parque acuático del mundo, el día se hace inolvidable. 

Drago milenario

Al caer la tarde, desde uno de los locales de moda de Costa Adeje, contemplar la puesta de sol no deja indiferente. 

“Cuántas veces la alborada sorprendió nuestro camino, ebrios de amor y de vino! ¡Cuántas perritas de vino!* 

Mucho vino, el mejor, en el Valle de Güimar. Situada en el sureste de la isla, la comarca vitivinícola comprende los municipios de Arafo, Candelaria y Güimar. 

La Bodega Comarcal Valle de Güimar, en Arafo, invita a visitarla y sumergirse en el proceso de elaboración del vino. Encarna y María Pestana, excelentes mujeres y cocineras preparan un caldo de asadura de cochino y papas, auténtica comida de Arafo. Junto al tinto Brumas de Ayosa -premiado nacional e internacionalmente- forma un maridaje perfecto, una comida exquisita que se remata con la repostería acompañada de un Malvasía dulce. 

La gastronomia , otro atractivo tinerfeño y no el menor

¡Cuántas veces mi guitarra se perdió por La Laguna, sereneteando a su luna!í

Primera capital de Tenerife.  Ostenta el honor de poseer la única Catedral de la Isla, la antigua Iglesia de los Remedios. Sede de la Universidad del archipiélago, lo que la confiere un alegre y bohemio ambiente universitario. San Cristóbal de La Laguna fue declarada Bien de Interés Cultural de la Humanidad por la Unesco en 1999. No se puede afirmar conocer Tenerife sin haberla visitado. 

Tenerife tiene uno de los paisajes y Parques Naturales más bellos del planeta; el mejor y más emocionante Carnaval del mundo; un clima envidiable; una gastronomía deliciosa que saborear en los escondidos guachinches; y por encima de todo, su gente, orgullosa del sentimiento de pertenencia y amor a su isla. Ellos son Tenerife.

“Tenerife que añoranza, cuando pienso en los amores que oculté yo en tu esperanza”*

*letra completa del tema “Tenerife” compuesto por el cantante y poeta canario Brauli ( https://www.youtube.com/watch?v=gBHNJo14HVY )

Mingalabar! Bienvenidos a Myanmar

Hay aspectos de la vida cotidiana de un país que la lente de la cámara no puede captar; la amabilidad de su gente. 

Myanmar, el pueblo que no finge la amabilidad; el país que acoge al turista con un caluroso y cariñoso recibimiento. Doy fe, Myanmar hace honor a su fama de ser uno de los países más hospitalarios del mundo. El país que contagia su sonrisa. Gentes con un afecto sentido, una bondad que se refleja en las miradas de ojos oscuros y profundos. Miradas alegres, a veces tristes o impenetrables de quienes llevan la alegría o la pena dentro, unos ojos desafiantes que miran fijamente a la cámara del extranjero sin ninguna vergüenza, sin ningún tapujo. 

Tras un largo vuelo aterrizamos en el aeropuerto de Yangon.  Set Myo, nuestro guía, recibió al grupo con su amplia sonrisa. Vestía el longyi, falda masculina tradicional, ideal para combatir el calor y la humedad.  Gran Maestro, excelente persona, conocedor profundo de la historia del país y sus costumbres, con él recorrimos las ciudades más emblemáticas de Myanmar.

La diversidad de Yangón.

Epicentro económico y cultural de Myanmar fue hasta 2005 la capital del país. Ciudad moderna que convive con su pasado colonial, en cuyo barrio iniciamos la ruta con la visita al Museo U Thant. Impresionantes edificios gubernamentales como el Ayuntamiento, la Oficina General de Telégrafos, el Tribunal Supremo o el Tribunal Superior, perfectamente conservados, se mezclan con edificios coloniales casi en ruinas, pintados en tonos pastel y recubiertos de vegetación. Una ciudad de contrastes, donde converge la diversidad cultural y religiosa.  Templos budistas, hindús, chinos, sinagoga, mezquita, iglesia y catedral imagen de las distintas fes que se profesan, conviven en armonía. Un corto viaje en el tren circular nos abrirá los ojos a la cotidianidad de Yangón. Vagones repletos de vendedores de fruta, plantas, pasajeros dormitando en los asientos, monjes y monjas budistas, ellos vestidos con túnicas rojas ellas de color rosa. Mujeres, hombres y niños con el rostro decorado con thanaka, pasta de color amarillo extraída de la corteza del árbol que da origen a su nombre, utilizada como protector solar. Más allá de una aplicación cosmética, hoy en día el thanaka es considerado como una expresión diaria de cultura y tradición. 

Entrada la tarde, nos dirigimos a visitar Shwedagon pagoda, el santuario budista más visitado y venerado del país. A pesar de que miles de personas acuden diariamente a rezar, la quietud es inmensa. 

Pagoda Shwedagon

Construida hace más de 2500 años, su estupa central, cubierta de pan de oro, está rodeada de 64 pagodas, ocho por cada santuario dedicado al planeta.  

Me siento en la Plaza de los Deseos y observo a los fieles arrodillados frente a la gran estupa rezando para que se cumplan sus deseos. Yo espero que se cumpla el mío. 

Caída la noche, la vista es impactante. El brote de plátano de la estupa dorada de 99 metros de la pagoda Shwedagon, domina e ilumina la oscuridad del cielo de Yangón, negro sobre dorado.

Fascinada por Bagan.

Began

Enclave religioso y lugar de peregrinaje, sus templos han sido declarados Patrimonio Mundial de la UNESCO el 10 de julio de 2019. 

Bagan, antigua capital del imperio birmano, se sitúa a lo largo del legendario río Ayeyarwady. Actualmente más de 3000 templos que datan de los siglos X a XIII D.C. conforman la zona arqueológica. El templo más representativo, Templo Ananda, conocido como la joya de Bagan, es una auténtica obra maestra, construido en 1105 D.C. Su nombre deriva del sánscrito, “muy hermoso”, famoso por sus cuatro budas de pie que miran hacia los cuatro puntos cardinales.Recorrer Bagan a pie, en bici, moto, carro de caballos o sobrevolarlo en globo es una experiencia emocionante. Se esconde el sol en Bagan; la silueta rojiza de las pagodas se difumina con el verde de la llanura y el amarillo del sol que se aleja dejando en el horizonte una estela de colores bellísima, en un enclave descrito por Marco Polo como “una de las imágenes más bellas del mundo”. 

Mandalay. Un paseo por el Puente de teka U Bein.

Puente de Ubein

La mano de Buda toca la Tierra para invocarla a ser testigo mientras que las extremidades y los dedos suelen representarse alargados. La palma hacia arriba simboliza la calma meditativa y la postura del loto se usa para meditar. Pero hoy, en el Templo Mahamuni, uno de los templos más sagrados de Myanmar, mientras que los hombres aplican pan de oro sobre la figura de Buda, a las mujeres no les está permitido acceder al santuario. Numeroso grupo de mujeres que me encuentro en el Monasterio Shwenandaw, uno de los mejores ejemplos de construcción tradicional de madera del siglo XIX de país. Construcción que contrasta con la Pagoda Kuthodaw, una de las más bellas de Myanmar. La estupa principal está rodeada de 729 pagodas secundarias de color blanco, en cuyo interior se conservan unas estelas de alabastro escritas en pali, considerado en su conjunto uno de los mayores libros budistas del mundo. 

En Amarapura, sobre el lago Taungthaman, mujeres, hombres, niños, parejas y turistas recorren a pie alegremente los 1,2 kilómetros del mítico Puente U Bein, el puente de teka más antiguo y largo del mundo. Recorrerlo con la mirada desde uno de los barcos que se ordenan en fila frente al puente para observar la puesta de sol es la opción más solicitada por los turistas. 

Lago Inle. Paz y tranquilidad. 

Abandonamos la llanura de Mandalay y nos adentramos al corazón del país, en el paisaje montañoso del Lago Inle. ¡Bienvenido al paraíso, la Venecia de Myanmar! Cambia el paisaje, la temperatura, el longyi es sustituido por unos cómodos pantalones más adecuados a la temperatura, más fresca y a la vida rural que se desarrolla en el lago, rodeado de una increíble flora y fauna. Centro de cultivo, pesca y producción de artesanía local, en el lago conviven 17 aldeas con su propia cultura y tradiciones.  Las casas se erigen sobre pilotes, rodeadas de jardines flotantes donde cultivar los vegetales. Los Intha, hábiles barqueros y pescadores, son famosos por su estilo único de remo en el que separan una pierna mientras usan la otra para empujar el remo a través del agua.  Expertos en tejer telas coloridas de seda o algodón, producen una tela de lino tejida con filamentos extraídos de tallos de loto que crecen en el lago, el único material de este tipo en el mundo. 

En un recorriendo por el lago en lancha tradicional llegamos al conjunto de pagodas Indelin. Es sábado. Mujeres, hombres y niños se afanan en embellecer su patrimonio quitando la maleza que ha mantenido escondidos los templos hasta hace poco. 

Myanmar es el destino ideal para practicar el “Slow travel”. “Un estado mental. Se trata de primar las experiencias sobre los paisajes o monumentos. De rechazar las ideas habituales del turismo de masas y sustituirlas por la oportunidad de empaparte del lugar en el que te encuentras, de su gente y sus historias, tradiciones, costumbres… Mantener tu cabeza y alma abiertas a nuevas, e inesperadas, experiencias.”

Myanmar, mucho más que pagodas, es un estilo y un sentimiento de vida. Deja los prejuicios, olvídate de los zapatos, camina descalzo por los templos, abre la mente y disfruta del viaje, sólo o acompañado. Según el ranking de El Mundo Viajes en su edición de septiembre 2019 Myanmar se encuentra entre los diez mejores países del mundo para viajar solo. 

La autora en Sule Pagoda

De vuelta a Yangón, en Sule Pagoda, busco mi Buda representado en el día de la semana en que nací, el jueves. Sigo el ritual y le hago un ofrecimiento, lo baño con agua y toco la campana tres veces: señal de que comparto mi alegría con el mundo. Recuerdo mi deseo formulado en la Plaza de los deseos de Shwedagon pagoda: volver a Myanmar.  

Shwenandaw

BIRMANIA ES MYANMAR

Templo Ananda en Bagan

T

Quizás resulte sorprendente que la mayoría de las personas a las que comenté mi futuro viaje a Myanmar, o a mi vuelta de un magnífico viaje de familiarización con el país, me mirasen asombradas o admitiesen sin pudor que desconocían la existencia de Myanmar. 

Quizás no tan sorprendente y justificable ya que hasta 1989 Myanmar era conocido como “Birmania”, protagonista de grandes hechos históricos que lo hicieron famoso bajo el nombre de Burma.

Para entender Myanmar hay que ubicarlo históricamente, geográficamente, política y económicamente.

Si comentas que Birmania fue protagonista y escenario de la película “El puente sobre el río Kwai”, los más avanzados en edad se sonríen recordando tan mítica película. Ficción de tabloide, historia real. Durante la II Guerra Mundial las tropas militares japonesas obligaron a un grupo de prisioneros ingleses a construir un puente de madera, 

el “Ferrocarril de Birmania” o “Ferrocarril de la Muerte” que uniría Bangkok con Rangún, con el fin de reforzar suministros y tropas para la invasión de Birmania por parte de las fuerzas japonesas. Acontecimiento que acabaría con Birmania a manos de los británicos. 


El ingeniero y marino, destacado diplomático Lord Mountbatten, Vizconde de Birmania y desde 1947 elevado a Conde de Birmania, al mando de las tropas aliadas en el Sudeste Asiático contribuyó a la expulsión de los japoneses de Birmania.  Este hecho sin embargo no erradicó hasta 1970 la costumbre de conducir por la izquierda, fecha en que el general Ne Win, tras consultar con un astrólogo cómo cambiar el rumbo del país que viraba demasiado hacia la izquierda, le aconsejó cambiar el sentido de la circulación a la derecha. A día de hoy esto provoca una de las grandes contradicciones del país ya que los coches, mayoritariamente de origen japonés, tienen el volante a la derecha, lo que explica el gran caos “ordenado” circulatorio del país. Pero esto forma parte de uno de los encantos y diversidad de esta tierra llena de contrastes. 

Entre los que participamos de forma activa en la famosa e internacionalmente conocida “movida madrileña”, descubrimos Birmania gracias al desenfadado grupo de música pop “Objetivo Birmania” que tomó su nombre de su homóloga película estadounidense de 1945 protagonizada por Errol Flynn que narra la historia real de la lucha entre tropas americanas y japonesas.   

¿Nos sorprende que Myanmar sea el gran desconocido del Sudeste Asiático?

Situado entre India, China y Tailandia, hasta hace poco Myanmar estaba totalmente cerrado al turismo y a la globalización, debido a una situación política contraria a la apertura al exterior abocando a su economía al aislamiento y a la excesiva dependencia de la agricultura para consumo interno.

Tras años de política convulsa en manos de un gobierno militar autoritario y cerrado, las elecciones del 2015 dieron la victoria al gobierno de Aung San Suu Kyi, Premio Nobel de la Paz en 1991. Actualmente Myanmar mira al futuro con un prisma aperturista, optimista, consciente de que el desarrollo y evolución del país pasa por abrir sus fronteras tanto a la industria como al turismo. Razón y motivos no le faltan ya que Myanmar tiene mucho que ofrecer, cultural, turística y humanamente. 

Con 135 minorías étnicas que viven juntas, prima la diversidad en las personas, en la cultura y en la religión con un entendimiento y convivencia envidiables. Pese a la diferencia de filosofía o religión, les mueve la fe. El 90% de la población de Myanmar practica el budismo theravada de origen indio, cuyo objetivo es la liberación del sufrimiento para alcanzar el nirvana.

Las mujeres de Myanmar han tenido un papel importante en el desarrollo del país y su apertura al exterior. Hoy en día existen mujeres emprendedoras, hoteleras, directoras de grandes almacenes, dueñas de restaurantes, negocios comerciales, docentes, atletas y políticas.

La autora con el equipo de Myanmar Tourism Marketing Association

 

Nuria Alberti con Pearl Phyu – Joint Secretary Myanmar Tourism Marketing Association

Myanmar es rico en cultura, historia, y estructura geográfica diversa. Gracias a sus montañas, costas marítimas, lagos e islas vírgenes ofrece un abanico turístico ideal para ser disfrutado por toda clase de público: infinidad de monumentos milenarios; museos; folclore; artesanía; parques naturales y festivales. 

 El país con más estupas del mundo, apuesta fuerte por el turismo, entendiendo que éste no sólo es una gran fuente de ingresos sino un contribuyente a la paz y al entendimiento de los pueblos. En una iniciativa más por abrirse al turismo y facilitar la entrada al país, desde el 1 de octubre de 2019 los turistas de seis países (Australia, Alemania, Italia, Rusia, España y Suiza) pueden entrar al país obteniendo el visado a la llegada en los aeropuertos internacionales de Yangón, Mandalay y Nay Pyi. 

Pagodas de Indein

El Ministro de Hoteles y Turismo de Myanmar, H.E. U Ohn Maung, en el discurso de despedida a los participantes al Fam Trip Myanmar 2019, confirmó: «Seamos sinceros, la industria del turismo es una industria en auge en todo el mundo y nos lo perderíamos si no hiciéramos todo lo posible para asegurar el lugar de Myanmar en el ámbito internacional. Hemos hecho mucho en los últimos 3 años y seguimos comprometidos para crear una experiencia memorable para nuestros visitantes, un medio de vida adecuado para nuestra gente y una oportunidad de inversión para el mundo «.

Una experiencia memorable para el turista sin duda.  Myanmar no sólo encanta por sus innumerables pagodas, templos, estupas, ríos y lagos. Myanmar es su gente, de carácter afable y amable por excelencia; es el pueblo de la sonrisa verdadera, la que sale del alma, la que transmite realmente y sin tapujos el sentimiento de ser bienvenido al país, la que se contagia

Birmania es Myanmar.  Myanmar es “¡Mingalabar!” ¡Bienvenido a Myanmar! Te sorprenderá.